GALERÍA ANTES/DESPUÉS

Galería de resultados con fotografías antes/después de la operación






Resultados de operaciones de alargamiento y engrosamiento de pene

En esta galería encontrarás fotografías de resultados de operaciones de alargamiento y engrosamiento de pene. Casos reales con imágenes antes y después en los que se puede observar las ganancias obtenidas.


El objetivo de la cirugía de alargamiento y engrosamiento de pene es conseguir un pene proporcionado cuyo tamaño sea el máximo posible. Una de las preguntas más frecuentes respecto a la cirugía de alargamiento y engrosamiento de pene es la relativa al resultado que podemos conseguir. Disponemos de casos en los que se alcanza un incremento en reposo de más de diez centímetros, pero también los hay en los que el incremento es mucho menor. Asimismo el incremento en erección es más difícil de medir pero es proporcional al incremento en reposo. Lo que sí podemos afirmar es que es una cirugía con una tasa de satisfacción muy elevada, y que los pacientes se sienten felices tras realizarla.

El incremento definitivo no se observa hasta los seis meses o el año de la cirugía. Debido a que la inflamación y la retracción de los tejidos tras la cirugía condiciona sobremanera su desarrollo.

Es por ello que la respuesta debe ser siempre que no podemos predecir cúanto vamos a conseguir engrosar o alargar el pene. Ello se debe a que dependemos enteramente de la anatomía y las estructuras presentes en el pene. Sí que podemos hablar de la media que conseguimos en nuestros resultados y por ello es esencial ver resultados reales antes de decidirse por la cirugía, pero nunca podemos extrapolarlos a un paciente concreto antes de hacer la cirugía. Es por ello que no podemos prometer un resultado determinado.

¿Por qué no podemos saber la cantidad de pene que podemos alargar o engrosar? Porque dependemos de dos elementos internos, como son la cantidad de pene unido al pubis que posee el paciente y la angulación del pubis respecto al pene.

En cirugía de alargamiento engrosamiento de pene debemos priorizar un buen ángulo de erección y una buena funcionalidad del pene por encima de conseguir más centímetros. Conforme más ligamento liberamos, mayor es el avance que podemos realizar, pero mayor es el descenso del ángulo de erección. En la cirugía comprobamos de forma constante el ángulo de erección del pene y liberamos, por lo general, todo el pene posible hasta que el ángulo de erección alcanza los 90 grados respecto al abdomen. Llegados a ese punto debemos detenernos. En ese momento tendremos pacientes en los que alcanzamos incrementos de longitud de hasta quince centímetros, mientras que en otros pacientes podemos quedarnos en apenas medio centímetro.

Esto no debe entenderse como un éxito o un fracaso, en pacientes con un pene basal de medio centímetro un incremento de un centímetro supone triplicar el tamaño de su pene. Sin embargo conseguir incrementar cinco centímetros en un paciente con un pene basal de diez centímetros supone un incremento porcentualmente menor. Siempre vamos a buscar hacer un pene lo más grande posible pero natural y priorizando evitar la alteración funcional del mismo.

Respecto al incremento en erección será proporcional al incremento en reposo, si bien otros elementos como la musculatura de la base del pene o el diámetro de las arterias que llegan al pene y su distribución tras la cirugía son factores que influyen en esta ganancia.

En cuanto al engrosamiento debe realizarse de forma proporcional al alargamiento para evitar que resulte excesivo y no quite proporcionalidad al pene, el incremento depende de la adaptación de las células que colocamos en el pene y oscila desde pocos milímetros hasta los cinco seis centímetros. Nuevamente dependemos del pene basal y de las estructuras. Debemos entender que no siempre más es mejor. Las células que colocamos deben sobrevivir e instalarse en la nueva ubicación. Si colocamos un volumen celular correcto en el pene aseguramos su supervivencia. Sin embargo, si lo realizamos de forma excesiva esta disminuye de forma exponencial y el resultado puede ser mucho menor.

En definitiva, como en cualquier cirugía, no podemos asegurar resultados, pero podemos poner los medios para tratar de buscar los mismos. En el caso de la cirugía de alargamiento y engrosamiento de pene el resultado suele reportar mucha satisfacción al paciente siendo capital entender cómo es la cirugía y la dependencia de su anatomía para conseguir el mejor resultado posible minimizando las complicaciones.





© Copyright 2021 | Alargamiento de pene
Aviso legal y política de privacidad