ENGROSAMIENTO DE PENE

¿En qué consiste la cirugía de engrosamiento de pene?





Las cirugías de alargamiento y engrosamiento de pene son cirugías complementarias ya que realizarlas de forma conjunta nos permite buscar un pene con mayor tamaño y naturalidad. El nivel de engrosamiento que realizamos depende de la longitud del pene y su anatomía por lo que depende del nivel de longitud que consigamos alcanzar.

En el engrosamiento de pene buscamos un incremento circunferencia del tamaño del pene. La aplicación de esta técnica se centra en el cuerpo del pene desde la base hasta el glande.

Groso modo, existen cuatro técnicas para su incremento, como son:

  • Empleo de ácido hialurónico.
  • La infiltración de grasa.
  • La infiltración de células madre y adiposas.
  • Empleo de matrices dérmicas.

En cuanto al empleo de células madre y adiposas su alto coste es el principal factor limitante, si bien es la técnica de elección en el grueso de los casos. Su extracción debe realizarse con una cánula de liposucción de pequeño diámetro mediante la que extraemos las células del abdomen, las tratamos y las infiltramos en muy pequeños depósitos en el pene. Ello permite que las células comiencen a vivir en nuevo tejido y por lo tanto se comporte como un injerto. Presenta capital importancia el plano de colocación de las células en el pene. Nunca deben infiltrarse bajo la piel, en cambio, deben ubicarse entre las capas profundas del cuerpo del pene para evitar que sean palpables o que se produzcan nódulos en el mismo.

Engrosamiento de peneEl incremento de anchura del pene siempre vendrá condicionado por la anatomía del paciente. Ello se debe principalmente al hecho de que se requiere que las células infiltradas sobrevivan en el pene. Por tanto, si aplicamos un volumen de diez células su supervivencia está asegurada, pero, conforme se incrementa el volumen infiltrado, el volumen que sobrevive disminuye de forma exponencial. Para maximizar el engrosamiento buscamos el punto de máxima supervivencia celular que asegura el máximo engrosamiento de pene.

El empleo de ácido hialurónico no permite incrementos significativos de volumen dado su elevado precio y que el volumen creado se condiciona por la proyección del mismo más que por su propio volumen. Asimismo, al ser el pene una zona muy vascularizada su absorción puede ser errática y variable. Por lo general la duración del resultado difícilmente sobrepasa los seis ocho meses requiriendo un nuevo tratamiento.

La infiltración de grasa presenta el problema principal de la alta tasa de reabsorción y la presencia de nódulos y quistes secundarios a la fibrosis producida por el organismo al reabsorber el tejido infiltrado.

Las matrices dérmicas acelulares son capas gruesas de tejido similar que existe en la profundidad de la piel. Estas se ubican entre el cuerpo del pene y la piel. Para ello se necesita realizar un deglobing o separación de la piel del pene. Posteriormente se coloca la matriz rodeando el cuerpo del pene y finalmente se vuelve a colocar la piel del pene. Su contrapartida fundamental es que provocan una cicatriz a nivel de la unión entre piel y cuerpo del pene pudiendo provocar retracciones fibrosas. Asimismo, dado que se trata de estructuras externas el riesgo de infección o rechazo es muy superior a las restantes opciones.

En suma el empleo de infiltración de células madre y adiposas se presenta como la opción actual de elección en el engrosamiento de pene, sin olvidar que esta técnica depende de la anatomía del paciente y que idealmente se debe realizar en compañía del alargamiento.





© Copyright 2021 | Alargamiento de pene
Aviso legal y política de privacidad