EXTENSORES DE PENE

¿Funcionan los extensores de pene?





Existen multitud de dispositivos encaminados a aumentar el tamaño del pene sin cirugía. Su empleo puede ser muy dañino para la estructura del pene, y no solo no consiguen alargar el pene, sino que además pueden producir alteraciones en la sensibilidad, funcionalidad, erección, etc.

Los dispositivos de extensión peneana producen un estiramiento del pene continuo a través de la tracción o a través del peso. Ello permite elongar la piel, dándola de si. Ello supone un problema importante en esta zona anatómica debido prinicipalmente a que la piel del pene es muy fina y con un componente elástico diferente al resto del cuerpo. El motivo de que la piel del pene tenga características especial radica en que durante la erección la piel del pene debe permitir una elongación suficiente de los cuerpos del pene para que este pueda proyectarse y crecer hasta la erección máxima.

Extensores de pene. ¿Funcionan?Cuando sometemos a la piel del pene a fuerzas de extensión bien por tracción o bien por peso esta se daña y aunque pueda aumentar en su longitud, aunque sea de forma exígua, ello va a condicionar procesos de reparación interna que generan fibrosis a modo de cicatriz de la propia piel. Esto puede condicionar problemas de erección y causa con frecuencia que tras el empleo continuado de extensores la erección no alcance el mismo tamaño que antes de su empleo.

El empleo de extensores también se ha extendido tras cirugías de alargamiento de pene en las cuales únicamente se libera el ligamento suspensorio. En estas cirugías conseguimos que aumento una de las partes del pene, su cuerpo, pero no aportamos la parte que lo rodea, la piel. Ello ocasione un disbalance, entre contenido y continente, puesto que si alargamos la parte interna sin hacer lo propio con la externa que corresponde a la piel supone un problema de cara a la mejora final. Es por ello que tratando de evitar esta situación se intenta subsanar mediante el empleo de extensores, si bien ello no soluciona el problema e incluso puede aumentarlo, debido a que elonga la piel sana pudiendo llegar a su fractura interna y retracción. Siempre debemos aportar piel sana, no tratar de dar de si la piel existente cuya función es esencial para la erección.

Como conclusión el empleo de extensores debe evitarse en un pene sano puesto que puede condicionar problemas sensitivos al sobre estirar el nervio dorsal del pene, problemas de erección al llevar la piel a su rotura elástica, y problemas en el glande como necrosis del mismo en caso de tracción directa sobre el mismo.





© Copyright 2021 | Alargamiento de pene
Aviso legal y política de privacidad